Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

59.81

|

real

4.10

x

EN VIVO

03/07/2019 - 16:30

Notivisión

Una gaviota enojada arroja a una cría de otra especie de un acantilado

Un curioso momento de la vida de aves fue captado por un guardabosque en la isla británica de Farnes 

La naturaleza es sabia, pero a veces también se pueden observar algunas diferencias muy notorias entre los animales salvajes. Un guardabosques en la isla de Farnes, frente a las costas británicas, muestra un video que tomó justo en el momento en que una gaviota del género 'Rissa' agarra por el cuello a una cría de un arao aliblanco para ayudarla a saltar desde un acantilado.

Normalmente, las dos especies conviven armoniosamente en la isla, pero a las gaviotas no les gusta que las crías de otras aves se acerquen demasiado a sus nidos, tal y como lo hizo el pollito indeciso en las imágenes, publicadas por el guardabosques de National Trust, Chris Cachia-Zammit.

El pequeño arao parecía tener miedo de saltar para volar hacia sus padres, que lo estaban esperando, y se acercó demasiado al nido que estaba al lado y que precisamente era de unas gaviotas, eso hizo que una de ellas perdiera la paciencia, lo agarrara por el cuello con el pico y se lo llevara volando unos metros hasta donde estaban sus padres.

 

La naturaleza es sabia, pero a veces también se pueden observar algunas diferencias muy notorias entre los animales salvajes. Un guardabosques en la isla de Farnes, frente a las costas británicas, muestra un video que tomó justo en el momento en que una gaviota del género 'Rissa' agarra por el cuello a una cría de un arao aliblanco para ayudarla a saltar desde un acantilado.

Normalmente, las dos especies conviven armoniosamente en la isla, pero a las gaviotas no les gusta que las crías de otras aves se acerquen demasiado a sus nidos, tal y como lo hizo el pollito indeciso en las imágenes, publicadas por el guardabosques de National Trust, Chris Cachia-Zammit.

El pequeño arao parecía tener miedo de saltar para volar hacia sus padres, que lo estaban esperando, y se acercó demasiado al nido que estaba al lado y que precisamente era de unas gaviotas, eso hizo que una de ellas perdiera la paciencia, lo agarrara por el cuello con el pico y se lo llevara volando unos metros hasta donde estaban sus padres.