EN VIVO

11/10/2019 - 11:11

Internacionales

Lluvias en Argentina eluden zonas agrícolas afectadas por sequía

Ambos organismos citaron al clima adverso como motivo de sus recortes.

Las lluvias que están cayendo en Argentina esquivarán las regiones agrícolas afectadas por una sequía que ya obligó a las principales bolsas a recortar sus previsiones para el trigo 2019/20, dijo el viernes un meteorólogo, que agregó que las zonas secas recién recibirían agua el próximo fin de semana.

El oeste y sur de la región agrícola central en los últimos meses han recibido muy limitadas lluvias, sumado a temperaturas bajas, que de acuerdo al experto climático Germán Heinzenknecht dejaron muchos lotes de trigo en una situación crítica.

Esta semana, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires redujo a 19,8 millones de toneladas su previsión de cosecha para el trigo argentino, desde los 21 millones previos, mientras que la Bolsa de Comercio de Rosario bajó su estimación en 1,5 millones de toneladas, a 20 millones de toneladas.

Ambos organismos citaron al clima adverso como motivo de sus recortes.

"Las precipitaciones (de entre 20 y 30 mm) están siendo recurrentes siempre en el mismo sector: noroeste de (la provincia de) Buenos Aires, zona este de (la provincia de) Santa Fe, alguna zonas del centro de Santa Fe", dijo Heinzenknecht, especialista de la Consultora de Climatología Aplicada (CCA).

El oeste y sur de Buenos Aires y las provincias de Córdoba y La Pampa -la región que necesita con urgencia lluvias para evitar más pérdidas de productividad- prácticamente no recibieron agua, explicó.

Según datos de la distribución del área sembrada con trigo 2019/20 de la Bolsa de Buenos Aires, la región afectada por la sequía representa el 43% de los 6,6 millones de hectáreas implantados con el cereal.

"Con el transcurso de la segunda quincena (de octubre) vamos a tener una mejora hacia el oeste (en el nivel de lluvias). Pero empieza posiblemente el otro fin de semana (19 y 20 de octubre), antes no", explicó Heinzenknecht, que agregó que el sábado el sudeste de Buenos Aires podría recibir un poco de alivio.

Para muchos productores una semana más sin agua puede significar aún más pérdidas de rendimientos debido a que el trigo atraviesa o comienza a atravesar fases clave de desarrollo.

Las lluvias que están cayendo en Argentina esquivarán las regiones agrícolas afectadas por una sequía que ya obligó a las principales bolsas a recortar sus previsiones para el trigo 2019/20, dijo el viernes un meteorólogo, que agregó que las zonas secas recién recibirían agua el próximo fin de semana.

El oeste y sur de la región agrícola central en los últimos meses han recibido muy limitadas lluvias, sumado a temperaturas bajas, que de acuerdo al experto climático Germán Heinzenknecht dejaron muchos lotes de trigo en una situación crítica.

Esta semana, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires redujo a 19,8 millones de toneladas su previsión de cosecha para el trigo argentino, desde los 21 millones previos, mientras que la Bolsa de Comercio de Rosario bajó su estimación en 1,5 millones de toneladas, a 20 millones de toneladas.

Ambos organismos citaron al clima adverso como motivo de sus recortes.

"Las precipitaciones (de entre 20 y 30 mm) están siendo recurrentes siempre en el mismo sector: noroeste de (la provincia de) Buenos Aires, zona este de (la provincia de) Santa Fe, alguna zonas del centro de Santa Fe", dijo Heinzenknecht, especialista de la Consultora de Climatología Aplicada (CCA).

El oeste y sur de Buenos Aires y las provincias de Córdoba y La Pampa -la región que necesita con urgencia lluvias para evitar más pérdidas de productividad- prácticamente no recibieron agua, explicó.

Según datos de la distribución del área sembrada con trigo 2019/20 de la Bolsa de Buenos Aires, la región afectada por la sequía representa el 43% de los 6,6 millones de hectáreas implantados con el cereal.

"Con el transcurso de la segunda quincena (de octubre) vamos a tener una mejora hacia el oeste (en el nivel de lluvias). Pero empieza posiblemente el otro fin de semana (19 y 20 de octubre), antes no", explicó Heinzenknecht, que agregó que el sábado el sudeste de Buenos Aires podría recibir un poco de alivio.

Para muchos productores una semana más sin agua puede significar aún más pérdidas de rendimientos debido a que el trigo atraviesa o comienza a atravesar fases clave de desarrollo.