Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

59.82

|

real

4.14

x

EN VIVO

22/11/2019 - 03:56

Comunidad

Mario Baptista: "Me declaro inocente, no conozco al señor de las FARC"

El ex edil de Montero aseguró que no recibió ninguna una orden de aprehensión y descartó que hubiera estado en la clandestinidad. 

Montero, Santa Cruz

El ex alcalde de Montero, Mario Baptista, expresó sentirse preocupado ante las últimas acusaciones en su contra que derivaron en una orden de aprehensión por parte del Ministerio Público, sindicado de brindar ayuda al guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Facundo Molares Schoenfeld, y de financiar los enfrentamientos registrados en dicho municipio el pasado 30 de octubre. 

"Me declaro inocente, totalmente. No conozco ese tema de las FARC, guerrilla, todo eso. Como alcalde no podría auspiciar eso, quiero negar tácitamente que no soy partícipe, no conozco al señor de las FAR ni las personas que lo atendieron", dijo el ex edil montereño ante las cámaras de Notivisión. 

Desde su domicilio donde abrió las puertas a este medio de comunicación, Baptista aclaró que no recibió ninguna orden de aprehensión, y desmintió que estuviera en la clandestinidad como lo aseguró el abogado de los familiares de las víctimas que fallecieron en Montero producto de la refriega con grupos de choques del MAS en el barrio Cofadena. 

Baptista fue acusado por Flora Guzmán Tola, enfermera del Hospital Alfonso Gumucio, de visitar a Molares en un domicilio cuando estaba herido, junto a la diputada electa por el MAS, Deisy Choque y otros dirigentes.

En su audiencia de medidas cautelares, la enfermera señaló que tras los enfrentamientos del 30 de octubre en el barrio Cofadena de Montero, que dejó el saldo de dos muertos y más de 20 heridos, formaron un consultorio ambulatorio en su casa donde atendieron al guerrillero. En la vivienda lo tuvieron hasta el lunes 11 de noviembre, luego lo trasladaron a otro centro de salud en Montero y finalmente al hospital Japonés.

"Como verán no me llegó (la orden de aprehensión), estoy acá, no estoy en la clandestinidad. No tengo porqué esconderme, si alguna vez quieren involucrarme yo iré, pero la verdad saldrá a la luz", expresó. 

 

 

 

Programación
Que no me pierda

22:31

Que no me pierda

Que no me pierda

00:00

Que no me pierda

problemas y soluciones

00:30

Problemas y soluciones

notivisión

02:00

Notivisión

Cocineros Bolivianos

03:00

Cocineros bolivianos

mujeres rompiendo el silencio

05:00

Mujeres rompiendo el silencio

El ex alcalde de Montero, Mario Baptista, expresó sentirse preocupado ante las últimas acusaciones en su contra que derivaron en una orden de aprehensión por parte del Ministerio Público, sindicado de brindar ayuda al guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Facundo Molares Schoenfeld, y de financiar los enfrentamientos registrados en dicho municipio el pasado 30 de octubre. 

"Me declaro inocente, totalmente. No conozco ese tema de las FARC, guerrilla, todo eso. Como alcalde no podría auspiciar eso, quiero negar tácitamente que no soy partícipe, no conozco al señor de las FAR ni las personas que lo atendieron", dijo el ex edil montereño ante las cámaras de Notivisión. 

Desde su domicilio donde abrió las puertas a este medio de comunicación, Baptista aclaró que no recibió ninguna orden de aprehensión, y desmintió que estuviera en la clandestinidad como lo aseguró el abogado de los familiares de las víctimas que fallecieron en Montero producto de la refriega con grupos de choques del MAS en el barrio Cofadena. 

Baptista fue acusado por Flora Guzmán Tola, enfermera del Hospital Alfonso Gumucio, de visitar a Molares en un domicilio cuando estaba herido, junto a la diputada electa por el MAS, Deisy Choque y otros dirigentes.

En su audiencia de medidas cautelares, la enfermera señaló que tras los enfrentamientos del 30 de octubre en el barrio Cofadena de Montero, que dejó el saldo de dos muertos y más de 20 heridos, formaron un consultorio ambulatorio en su casa donde atendieron al guerrillero. En la vivienda lo tuvieron hasta el lunes 11 de noviembre, luego lo trasladaron a otro centro de salud en Montero y finalmente al hospital Japonés.

"Como verán no me llegó (la orden de aprehensión), estoy acá, no estoy en la clandestinidad. No tengo porqué esconderme, si alguna vez quieren involucrarme yo iré, pero la verdad saldrá a la luz", expresó.