EN VIVO

14/08/2019 - 17:15

Notivisión

Zombies de la vida real

Los científicos explican que un gusano parásito invade sus tentáculos oculares para imitar la apariencia de una oruga y atraer a los depredadores

Changhua, Taiwán

En Taiwán un senderista, mientras recorría una ladera en el condado de Changhua le llamó la atención un caracol que tenía los cuernos destellando en diversos tonos verdes y anaranjados, ante esta situación el joven filmó al psicodélico molusco arrastrándose.

Su incredulidad fue tal que incluso empujó al caracol para ver si era real.

"Parecía como si tuviera luces de neón multicolores por dentro y no sé qué era lo que provocaba esto, pero era muy extraño, por lo cual le di un toque con un palito y se dio la vuelta", expresó.

El estado zombi del caracol se debe a que su cuerpo se encuentra infestado por el gusano plano de la especie Eucochloridium paradoxum, que controla sus neuronas motrices, explican los biólogos. Este parásito se introduce en los tentáculos oculares de su huésped generando pulsaciones y creando así llamativos patrones que imitan la apariencia de una oruga para atraer la atención de las aves depredadoras.

Asimismo, controla los movimientos del caracol haciendo que este permanezca en espacios abiertos y a la vista de las aves. Una vez comido, el parásito se reproduce dentro del intestino de su nuevo huésped y se propaga con sus heces, comenzando así un nuevo ciclo.

Programación
factor x

20:55

Factor x

que no me pierda

22:30

Que no me pierda

que no me pierda

00:00

Que no me pierda

problemas y soluciones

00:30

Problemas y soluciones

notivisión

02:00

Notivisión

Cocineros Bolivianos

03:00

Cocineros bolivianos

En Taiwán un senderista, mientras recorría una ladera en el condado de Changhua le llamó la atención un caracol que tenía los cuernos destellando en diversos tonos verdes y anaranjados, ante esta situación el joven filmó al psicodélico molusco arrastrándose.

Su incredulidad fue tal que incluso empujó al caracol para ver si era real.

"Parecía como si tuviera luces de neón multicolores por dentro y no sé qué era lo que provocaba esto, pero era muy extraño, por lo cual le di un toque con un palito y se dio la vuelta", expresó.

El estado zombi del caracol se debe a que su cuerpo se encuentra infestado por el gusano plano de la especie Eucochloridium paradoxum, que controla sus neuronas motrices, explican los biólogos. Este parásito se introduce en los tentáculos oculares de su huésped generando pulsaciones y creando así llamativos patrones que imitan la apariencia de una oruga para atraer la atención de las aves depredadoras.

Asimismo, controla los movimientos del caracol haciendo que este permanezca en espacios abiertos y a la vista de las aves. Una vez comido, el parásito se reproduce dentro del intestino de su nuevo huésped y se propaga con sus heces, comenzando así un nuevo ciclo.