Cargando...
Cargando...
Cargando...

22/09/2021 - 21:17

Salud

Anticuerpo producido por llamas podría ser un nuevo tratamiento contra el Covid-19

El experimento que se podría aplicar con spray nasal, resultó exitoso en hamsters, realizado en un instituto Rosalind Franklin del Reino Unido.

Cargando...
Reino Unido

En las llamas, los animales herbívoros de América del Sur, puede haber una respuesta contra la enfermedad Covid-19. En el Reino Unido, ya probaron en animales de laboratorio a un tipo único de anticuerpo producido por una llama que podría llegar a convertirse en nuevo tratamiento en spray contra la infección por el coronavirus. 

En la Argentina, también científicos han detectado anticuerpos en llamas que neutralizan el coronavirus y ya están haciendo ensayos en laboratorios del instituto Virginia Tech de los Estados Unidos.

La investigación en el Reino Unido fue dirigida por científicos del Instituto Rosalind Franklin. Demostraron que los anticuerpos de la llama, que se conocen como “nanocuerpos”, puede contrarrestar eficazmente al coronavirus que causa la enfermedad Covid-19. Esos “nanocuerpos” son más pequeños y simples que los generados por pacientes que han tenido Covid-19. Son generados tanto por llamas como por camellos.

La agencia sanitaria Salud Pública Inglaterra señaló que la investigación con los anticuerpos de llamas tiene un “gran potencial tanto para la prevención como para el tratamiento de Covid-19”, y enfatizó en que los nanocuerpos “se encuentran entre los agentes neutralizadores del coronavirus SARS-CoV-2 más eficaces que hemos probado”.

Cargando...

“Los nanocuerpos tienen una serie de ventajas sobre los anticuerpos humanos”, dijo el profesor Ray Owens, jefe de producción de proteínas en el Instituto Rosalind Franklin y autor principal de la investigación publicada en Nature Communications. “Son más baratos de producir y pueden administrarse directamente en las vías respiratorias mediante un nebulizador o un spray nasal, por lo que pueden autoadministrarse en casa en lugar de necesitar una inyección.

Esto podría tener ventajas en cuanto a la facilidad de uso por parte de los pacientes, pero también hace que el tratamiento llegue directamente al lugar de la infección en las vías respiratorias”.

Explicaron cómo hicieron para producir la potencial terapia. Generaron los nanocuerpos al inyectar una porción de la proteína Espiga del coronavirus en una llama cuyo nombre es Fifi. Esta llama forma parte de la instalación de producción de anticuerpos de la Universidad de Reading, en el Reino Unido.

La proteína Espiga se encuentra en el exterior del virus y es la responsable de unirse a las células humanas para poder infectarlas.

Cargando...

Aunque las inyecciones no enfermaron a la llama Fifi, provocaron que su sistema inmune combatiera la proteína del virus: generó nanocuerpos contra la proteína. Luego los científicos tomaron una pequeña muestra de sangre de la llama y purificaron cuatro nanocuerpos capaces de unirse al virus Covid-19.

A continuación, se combinaron los nanocuerpos en cadenas de tres para aumentar su capacidad de unión al virus, y se produjeron en células en el laboratorio.

El equipo descubrió que tres cadenas de nanocuerpos eran capaces de neutralizar tanto las variantes originales del virus Covid-19 como la variante Alpha, identificada por primera vez en Kent, Reino Unido. Una cuarta cadena de nanocuerpos fue capaz de neutralizar la variante Beta identificada por primera vez en Sudáfrica.

Cuando se administró una de las cadenas de nanoanticuerpos -también conocida como trímero a hámsters infectados por el coronavirus, los animales mostraron una notable reducción de la enfermedad. Perdieron mucho menos peso al cabo de siete días que los que permanecieron sin tratar.

Los hámsters que recibieron el tratamiento con nanocuerpos también tenían una menor carga viral en sus pulmones y vías respiratorias después de siete días que los animales no tratados.

Si tienen éxito y se aprueban, los nanocuerpos podrían constituir un tratamiento importante en todo el mundo, ya que son más fáciles de producir que los anticuerpos humanos y no necesitan almacenarse en instalaciones frigoríficas, añadió el profesor Naismith.

El equipo de investigación, en el que participan científicos de la Universidad de Liverpool, la Universidad de Oxford y Salud Pública de Inglaterra, espera ahora obtener financiación para poder llevar a cabo las investigaciones adicionales necesarias para preparar los estudios clínicos en humanos.

Cargando...
Comentarios
Cargando...
Cargando...