Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

59.72

|

real

4.19

x

EN VIVO

05/11/2019 - 22:59

Deportes

Conmebol cambia sede de final de Copa Libertadores de Santiago a Lima

El organismo rector del fútbol sudamericano informó que el torneo se definirá en un solo partido el 23 de noviembre.

Asunción, Paraguay

La final de la Copa Libertadores entre River Plate de Argentina y Flamengo de Brasil se jugará en Lima, informó el martes la Conmebol, luego de descartar como sede al estadio Nacional de Santiago debido a las protestas que sacuden a Chile desde hace dos semanas.

El torneo se definirá en un solo partido el 23 de noviembre, anunció el organismo rector del fútbol sudamericano, que se vio obligado a modificar la final de su principal torneo de clubes por segundo año consecutivo.

Inicialmente, no se aclaró en qué estadio se disputaría el partido: si en el Monumental, propiedad del Universitario de Deportes y con capacidad para 80.000 espectadores, o el estadio Nacional, con 48.000 asientos y habitual feudo de la selección peruana.

Pero, ya en la noche, la matriz del fútbol sudamericano comunicó en la cuenta oficial de Twitter de la Libertadores que el escenario elegido era el coloso del club limeño.

 

"La Final Única de la #Libertadores será en el Estadio Monumental de @Lima2019 el 23 de noviembre a las 15:00 horas", tuiteó la Conmebol.

La de este año será la primera final en partido único en los 60 años de historia del máximo torneo de clubes de Sudamérica.

"Considero que vamos a llegar bien (para el sábado 23 de noviembre). Perú tiene mucha capacidad hotelera. Tenemos un equipo técnico muy capacitado. Hemos organizado mundiales, Copa América (2004). El estadio Monumental reúne todas las condiciones para albergar esta final", había señalado previamente Agustín Lozano, presidente de la Federación Peruana de Fútbol.

Es la segunda ocasión consecutiva que la Conmebol debe cambiar el escenario de una final de la Libertadores, tras la decisión de este martes en Asunción.

En 2018, la final se mudó a Madrid debido a severos incidentes que se registraron el 24 de noviembre cerca del estadio Monumental de River en Buenos Aires para el partido de vuelta, tras un empate 2-2 en la Bombonera con su archirrival Boca.

River derrotó a Boca 3-1 en el estadio Santiago Bernabéu y logró su cuarto título de Libertadores.

Programación
problemas y soluciones

00:30

Problemas y soluciones

notivisión

02:00

Notivisión

Cocineros Bolivianos

03:00

Cocineros bolivianos

mujeres rompiendo el silencio

05:00

Mujeres rompiendo el silencio

el mañanero

06:00

El mañanero

La Familia Ingalls

09:00

La familia ingalls

La final de la Copa Libertadores entre River Plate de Argentina y Flamengo de Brasil se jugará en Lima, informó el martes la Conmebol, luego de descartar como sede al estadio Nacional de Santiago debido a las protestas que sacuden a Chile desde hace dos semanas.

El torneo se definirá en un solo partido el 23 de noviembre, anunció el organismo rector del fútbol sudamericano, que se vio obligado a modificar la final de su principal torneo de clubes por segundo año consecutivo.

Inicialmente, no se aclaró en qué estadio se disputaría el partido: si en el Monumental, propiedad del Universitario de Deportes y con capacidad para 80.000 espectadores, o el estadio Nacional, con 48.000 asientos y habitual feudo de la selección peruana.

Pero, ya en la noche, la matriz del fútbol sudamericano comunicó en la cuenta oficial de Twitter de la Libertadores que el escenario elegido era el coloso del club limeño.

 

"La Final Única de la #Libertadores será en el Estadio Monumental de @Lima2019 el 23 de noviembre a las 15:00 horas", tuiteó la Conmebol.

La de este año será la primera final en partido único en los 60 años de historia del máximo torneo de clubes de Sudamérica.

"Considero que vamos a llegar bien (para el sábado 23 de noviembre). Perú tiene mucha capacidad hotelera. Tenemos un equipo técnico muy capacitado. Hemos organizado mundiales, Copa América (2004). El estadio Monumental reúne todas las condiciones para albergar esta final", había señalado previamente Agustín Lozano, presidente de la Federación Peruana de Fútbol.

Es la segunda ocasión consecutiva que la Conmebol debe cambiar el escenario de una final de la Libertadores, tras la decisión de este martes en Asunción.

En 2018, la final se mudó a Madrid debido a severos incidentes que se registraron el 24 de noviembre cerca del estadio Monumental de River en Buenos Aires para el partido de vuelta, tras un empate 2-2 en la Bombonera con su archirrival Boca.

River derrotó a Boca 3-1 en el estadio Santiago Bernabéu y logró su cuarto título de Libertadores.