Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

38.78

|

real

3.73

x

EN VIVO

11/02/2019 - 07:50

Salud y belleza

La caspa: El enemigo del cuero cabelludo que puedes eliminar fácilmente

La caspa ataca a más de la mitad de la población mundial en edad adulta y su aparición está asociada a los desequilibrios hormonales

La caspa, también conocida como pitiriasis, es la descamación de la dermis del cuero cabelludo. Se caracteriza por unas antiestéticas "capas blancas" que se desprenden de la cabeza y caen sobre los hombros.

Por lo general, esto se produce cuando se registra una disminución del proceso de renovación celular de la piel muerta en la cabeza.

Normalmente, comienza a desarrollarse en la pubertad y su evolución se incrementa alrededor de los 20 años. Su aparición también está vinculada con la actividad hormonal.

La mayoría de los adultos presenta esta situación, aseguran algunos expertos. La dermatóloga integrante de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), Nayra Merino, señala que la caspa "afecta en torno a un 50% de la población adulta en el mundo".

Según los expertos, existen 2 tipos:

1.- Seca o simple: Es la que muestra escamas de colores blanquecinos, finas y secas. La persona que presenta este tipo de caspa se rasca la cabeza, genera que las membranas de la piel se desprendan y se expandan por el cuero cabelludo. Luego caen sobre los hombros provocando una imagen desagradable, principalmente si se lleva ropa negra.

Este tipo de afección se asocia a la psoriasis o a la dermatitis atópica.

2.- Grasa: Se ubica en las zonas donde hay más sebo, como por ejemplo, la frente y la nuca. Se manifiesta con un color amarillento, debido a la grasa y además, provoca enrojecimiento en la piel.

Se asocia a algunas patologías como la dermatitis seborreica, la predisposición genética familiar, a la alopecia androgénica o a los ovarios poliquísticos.

¿Qué la causa?

Entre las causas de la caspa está el hongo denominado Pytirosporum ovale, que se encuentra de forma natural en la piel. Cuando la afección dermatológica se desarrolla, altera los microorganismos naturales de la dermis y produce una irritación en el cuero cabelludo.

Entre otros de los factores que inciden en su aparición son los desequilibrios hormonales, por lo que se presenta mayormente en los adolescentes. Otras causas que inciden en su aparición son el estrés, la ansiedad y la alteración de los nervios.

También, la caspa puede ser originada por la psoriasis, la sudoración excesiva o el exceso de grasa en el cabello. Si el cabello se peina de forma brusca también ocasiona el desprendimiento de la dermis de la cabeza y por ende, la caspa. El uso de productos como tintes o lacas, propician la aparición de ésta.

Otra de las razones para la manifestación de la caspa es la dermatitis seborreica, que se caracteriza con una intensa descamación.

En algunos casos, las lesiones costrosas también podrían generar este padecimeinto. La caspa causada por esta situación se caracteriza por inflamación y picor.

A continuación, algunos remedios para curar o eliminar la caspa:

Entre los antídotos más eficaces para eliminar la caspa están los que ayudan o eliminan la aparición de los hongos. También los que regulen el desprendimiento y la flacidez de la piel como los queratoreguladores, el uso de champús suaves y los productos que alivien el picor de la dermis.

Otro de los métodos para ayudar a solventar la caspa son los antiinflamatorios, como el extracto de avena, el aloe vera, la caléndula y la vitamina E. Estos disminuyen la inflamación y el enrojecimiento de la dermis en la cabeza.

En el caso de la caspa grasa, la levadura de cerveza y los extractos vegetales de romero, lino o calabaza ayudan a regular la grasa de forma natural. Si no se trata de forma adecuada podría generar alopecia, es decir, pérdida de cabello.

Si sufres de caspa no dudes en acudir a un dermatólogo para que determine las causas, el tipo y el tratamiento adecuada para evitar complicaciones.

Prestarle atención a esta enfermedad es importante y se recomienda seguir un tratamiento adecuado aprobado por el médico o farmacéutico.