Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

56.66

|

real

4.14

x

EN VIVO

10/06/2019 - 13:21

Política

Multitudinaria marcha de la oposición al TSE exige respeto al 21F

Mientras tanto, la Policía anunció el despliegue de 2.000 efectivos para resguardar la seguridad en la movilización política.

La Paz, Bolivia

Una multitudinaria marcha desde la Ceja de El Alto llegó a la ciudad de La Paz para reiterar la defensa a los resultados del 21F, exigir el respeto a la democracia y pedir la renuncia de los vocales del Tribunal Supremo Electoral.

Mientras tanto, la Policía anunció el despliegue de 2.000 efectivos para resguardar la seguridad en la movilización política.

La protesta fue impulsada por instituciones miembros del Consejo Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) como la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia, la Universidad Mayor de San Andrés, defensores sociales, entre otros, además los candidatos a la presidencia como Carlos Mesa, Oscar Ortiz y Víctor Hugo Cárdenas, el líder de Unidad Nacional, Samuel Doria Medina y las Plataformas del 21F.

Tres objetivos movilizan a las organizaciones políticas e instituciones: la defensa de la democracia, el voto de la población reflejado en el referéndum del 21 de febrero de 2016 y exigen la renuncia de los vocales del TSE, porque no garantizan transparencia en las Elecciones Generales de octubre de 2019.

El rector de la Universidad Mayor de San Andrés y miembro del Consejo Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), Waldo Albarracín, aseguró que la movilización se realiza con una “absoluta vocación pacífica. Por nuestra parte no hay ninguna intención de violencia”, explicó.

Sin embargo, espera que el Gobierno no intente meter “buzos” para generar violencia. “Ojalá que el Gobierno deje de meter sus buzos y los agentes encubiertos no se infiltren en la marcha. Nosotros haremos ejercicio pleno de nuestros derechos”, manifestó.

La marcha busca presionar a los vocales del TSE a renunciar, para garantizar “elecciones limpias”, pero creen que esto no será posible con un organismo electoral “sucio”, porque los vocales orientarán su trabajo a “manipular un gigantesco fraude” en favor de los candidatos del MAS.

Una multitudinaria marcha desde la Ceja de El Alto llegó a la ciudad de La Paz para reiterar la defensa a los resultados del 21F, exigir el respeto a la democracia y pedir la renuncia de los vocales del Tribunal Supremo Electoral.

Mientras tanto, la Policía anunció el despliegue de 2.000 efectivos para resguardar la seguridad en la movilización política.

La protesta fue impulsada por instituciones miembros del Consejo Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) como la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia, la Universidad Mayor de San Andrés, defensores sociales, entre otros, además los candidatos a la presidencia como Carlos Mesa, Oscar Ortiz y Víctor Hugo Cárdenas, el líder de Unidad Nacional, Samuel Doria Medina y las Plataformas del 21F.

Tres objetivos movilizan a las organizaciones políticas e instituciones: la defensa de la democracia, el voto de la población reflejado en el referéndum del 21 de febrero de 2016 y exigen la renuncia de los vocales del TSE, porque no garantizan transparencia en las Elecciones Generales de octubre de 2019.

El rector de la Universidad Mayor de San Andrés y miembro del Consejo Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), Waldo Albarracín, aseguró que la movilización se realiza con una “absoluta vocación pacífica. Por nuestra parte no hay ninguna intención de violencia”, explicó.

Sin embargo, espera que el Gobierno no intente meter “buzos” para generar violencia. “Ojalá que el Gobierno deje de meter sus buzos y los agentes encubiertos no se infiltren en la marcha. Nosotros haremos ejercicio pleno de nuestros derechos”, manifestó.

La marcha busca presionar a los vocales del TSE a renunciar, para garantizar “elecciones limpias”, pero creen que esto no será posible con un organismo electoral “sucio”, porque los vocales orientarán su trabajo a “manipular un gigantesco fraude” en favor de los candidatos del MAS.