Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

56.66

|

real

4.14

x

EN VIVO

18/06/2019 - 18:00

Internacionales

Tecnología modifica estructura física del ser humano

Personas están desarrollando un extraño pico de hueso encima del cuello quizás para sostener el peso del cráneo al bajar la vista hasta los celulares

Un equipo de investigadores de la Universidad de Sunshine Coast, en Australia, cree que la aparición de una protuberancia en la base del cráneo, se debe al uso intensivo del móvil y estaría destinada a ayudar a repartir el peso de la cabeza, siempre inclinada.

El uso intensivo de los teléfonos móviles no solo está limitando nuestra vista y aumentando la habilidad de nuestros pulgares. Muy al contrario, el tiempo que pasamos mirando a nuestros celulares podría estar cambiando también nuestros cráneos.

Conocido como protuberancia occipital externa, el nuevo bulto óseo puede llegar a ser tan grande que es posible sentirlo al presionar con los dedos.

"Soy médico desde hace 20 años y durante la última década he estado descubriendo, cada vez más seguido, que mis pacientes tienen ese abultamiento en la base del cráneo", explica David Shahar, científico en la universidad australiana.

Para el investigador, se trata de una fascinante prueba de cómo nuestro organismo no deja nunca de cambiar.

Aunque aún no se ha identificado una relación de causa-efecto, Shahar cree que ese nuevo refuerzo óseo tiene que ver con el hecho de estar doblando continuamente el cuello en incómodos ángulos para mirar las pantallas de los móviles. La cabeza humana es muy pesada (4,5 kilogramos como promedio) y al inclinarla continuamente hacia delante para leer mensajes en WhatsApp o ver vídeos divertidos, estamos obligando al cuello a soportar todo ese peso durante mucho más tiempo de lo que sería natural.

Para Shahar, además, estas espinas de hueso han llegado para quedarse. "Si las cosas no cambian y nadie las molesta, seguirán creciendo" indica.

Por fortuna, rara vez son causa de problemas médicos. Y si alguien experimenta alguna incomodidad por su culpa, lo mejor es intentar mejorar nuestra postura cuando consultamos el móvil.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Sunshine Coast, en Australia, cree que la aparición de una protuberancia en la base del cráneo, se debe al uso intensivo del móvil y estaría destinada a ayudar a repartir el peso de la cabeza, siempre inclinada.

El uso intensivo de los teléfonos móviles no solo está limitando nuestra vista y aumentando la habilidad de nuestros pulgares. Muy al contrario, el tiempo que pasamos mirando a nuestros celulares podría estar cambiando también nuestros cráneos.

Conocido como protuberancia occipital externa, el nuevo bulto óseo puede llegar a ser tan grande que es posible sentirlo al presionar con los dedos.

"Soy médico desde hace 20 años y durante la última década he estado descubriendo, cada vez más seguido, que mis pacientes tienen ese abultamiento en la base del cráneo", explica David Shahar, científico en la universidad australiana.

Para el investigador, se trata de una fascinante prueba de cómo nuestro organismo no deja nunca de cambiar.

Aunque aún no se ha identificado una relación de causa-efecto, Shahar cree que ese nuevo refuerzo óseo tiene que ver con el hecho de estar doblando continuamente el cuello en incómodos ángulos para mirar las pantallas de los móviles. La cabeza humana es muy pesada (4,5 kilogramos como promedio) y al inclinarla continuamente hacia delante para leer mensajes en WhatsApp o ver vídeos divertidos, estamos obligando al cuello a soportar todo ese peso durante mucho más tiempo de lo que sería natural.

Para Shahar, además, estas espinas de hueso han llegado para quedarse. "Si las cosas no cambian y nadie las molesta, seguirán creciendo" indica.

Por fortuna, rara vez son causa de problemas médicos. Y si alguien experimenta alguna incomodidad por su culpa, lo mejor es intentar mejorar nuestra postura cuando consultamos el móvil.