Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

64.89

|

real

5.32

x

EN VIVO

19/02/2020 - 22:07

Internacionales

Concluye cuarentena en el crucero Diamond Princess

El Diamond Princess quedó retenido en ese puerto japonés desde el pasado 3 de febrero.

Japón

Desde el puerto de Yokohama los primeros pasajeros en descender de la embarcación, se trasladaron rápidamente a autobuses o taxis que los esperaban. Más de 3.000 pasajeros y tripulación luego de dos semanas varados en un crucero en cuarentena en Japón por el coronavirus, comenzaron a desembarcar este miércoles.

El Diamond Princess quedó retenido en ese puerto japonés desde el pasado 3 de febrero, después de que se confirmara que una de las personas a bordo que se bajó en Hong Kong había resultado positivo al virus. Desde entonces, se reportaron unos 542 casos a bordo, a medida que las condiciones en el barco se deterioraban.

En un comunicado, el capitán de la embarcación indicó que, aunque el desembarco se iniciara en la mañana del miércoles, probablemente se necesitarán varios días para que todos los pasajeros puedan viajar a sus lugares de origen.

El oficial indicó "Estamos en el proceso de entregar una carta a sus camarotes, explicando el proceso de desembarque, incluida la posibilidad de vuelos chárter adicionales de varios países a los que se puede viajar".

El fin de semana, EE.UU. evacuó del barco a más de 300 de sus ciudadanos, mientras otras naciones como Alemania, Australia, Canadá, Israel e Italia anunciaron también planes para llevar a casa a los suyos. Anteriormente, el Ministerio de Salud de Japón anunció que todos los pasajeros que aún estaban a bordo habían sido examinados para detectar el virus y aquellos que habían resultado negativos comenzarían a abandonar el barco el miércoles.

 

Muchos se quejaron de la escasez de alimentos, agua y medicinas para los contagiados. Los pasajeros en el crucero se encontraban encerrados en sus cabinas, sin posibilidad de contacto con otras personas extrañas para evitar los contagios.

El gobierno de Japón distribuyó 2.000 iPhones en el crucero, uno por cada cabina, para que los pasajeros pudieran usar una aplicación que vinculaba a los usuarios con médicos, farmacéuticos y consejeros de salud mental.

El doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE.UU. le dijo a la televisora CBS que el crucero era probablemente el "lugar más peligroso" para contagiarse fuera de China ya que, dijo, las posibilidades de enfermarse allí eran similares a las de la propia provincia donde tuvo su origen la infección.

 

Comentarios

Desde el puerto de Yokohama los primeros pasajeros en descender de la embarcación, se trasladaron rápidamente a autobuses o taxis que los esperaban. Más de 3.000 pasajeros y tripulación luego de dos semanas varados en un crucero en cuarentena en Japón por el coronavirus, comenzaron a desembarcar este miércoles.

El Diamond Princess quedó retenido en ese puerto japonés desde el pasado 3 de febrero, después de que se confirmara que una de las personas a bordo que se bajó en Hong Kong había resultado positivo al virus. Desde entonces, se reportaron unos 542 casos a bordo, a medida que las condiciones en el barco se deterioraban.

En un comunicado, el capitán de la embarcación indicó que, aunque el desembarco se iniciara en la mañana del miércoles, probablemente se necesitarán varios días para que todos los pasajeros puedan viajar a sus lugares de origen.

El oficial indicó "Estamos en el proceso de entregar una carta a sus camarotes, explicando el proceso de desembarque, incluida la posibilidad de vuelos chárter adicionales de varios países a los que se puede viajar".

El fin de semana, EE.UU. evacuó del barco a más de 300 de sus ciudadanos, mientras otras naciones como Alemania, Australia, Canadá, Israel e Italia anunciaron también planes para llevar a casa a los suyos. Anteriormente, el Ministerio de Salud de Japón anunció que todos los pasajeros que aún estaban a bordo habían sido examinados para detectar el virus y aquellos que habían resultado negativos comenzarían a abandonar el barco el miércoles.

 

Muchos se quejaron de la escasez de alimentos, agua y medicinas para los contagiados. Los pasajeros en el crucero se encontraban encerrados en sus cabinas, sin posibilidad de contacto con otras personas extrañas para evitar los contagios.

El gobierno de Japón distribuyó 2.000 iPhones en el crucero, uno por cada cabina, para que los pasajeros pudieran usar una aplicación que vinculaba a los usuarios con médicos, farmacéuticos y consejeros de salud mental.

El doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE.UU. le dijo a la televisora CBS que el crucero era probablemente el "lugar más peligroso" para contagiarse fuera de China ya que, dijo, las posibilidades de enfermarse allí eran similares a las de la propia provincia donde tuvo su origen la infección.