Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

43.99

|

real

3.90

x

EN VIVO

04/06/2019 - 00:15

Comunidad

Instruyen auditoría por muerte de una menor en el hospital de Niños

Los padres de la menor denunciaron una supuesta negligencia por parte de los médicos del nosocomio, ya que no brindaron una atención oportuna.

Santa Cruz, Bolivia

La madrugada de este lunes, una niña de 1 año y 10 meses falleció en el hospital de Niños luego de padecer insuficiencia respiratoria y una desnutrición extrema, puesto que pesaba cerca de tres kilos. 

Gualberto Salvatierra, padre de la menor, cuestionó que los médicos del lugar "no hubiesen sido humanitarios" al tratar de salvarla, además, denunció que el médico que atendió el caso habría intentado firmar un desistimiento a los progenitores para evitar una posible denuncia.

"Quiero que el sacrificio de mi hija no sea en vano, quiero que otra persona no vuelva a pasar lo que yo pasé con mi hija", expresó entre lágrimas.

 

El jefe médico del Hospital de Niños, José Luis Ferrufino, explicó a Notivisión que la paciente se encontraba en shock séptico y que ante esta situación los galenos de emergencia procedieron a entubarla, luego la derivaron a la sala de reanimación donde recibió toda la atención.

"El fallecimiento de la niña se debe al tema de base, una paciente con una desnutrición grave pesando tres kilos, prácticamente tenía el peso de una recién nacida", dijo.

Ante este caso, el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Marcelo Ríos, solicitó este lunes un informe médico y una auditoría al expediente clínico de la menor.

"Hemos instruido que el hospital realice por protocolo su auditoria médica interna, la niña estaba con una desnutrición crónica extrema, con una deshidratación severa, con sólo tres kilos de peso a pesar de tener dos años", informó a los periodistas.

Según Ríos, la auditoria establecerá si hubo responsabilidades, sin embargo, reconoció que la menor fue atendida con técnica de respiración manual, porque en ese momento no había un espacio disponible en terapia intensiva, con su respectivo respirador automático, por una supuesta saturación de pacientes.

Por su lado, la Defensoría de la Niñez y Adolescencia aclaró que no tomarán alguna acción legal contra los médicos, puesto que el nosocomio brindó toda la atención que contaba en ese momento en favor de la menor.