Dolar

6.96 / 6.86

|

peso arg

55.14

|

real

4.12

x

EN VIVO

15/08/2019 - 22:21

Nacional

Instruyen la baja al policía que roció gas pimienta a niños en Cochabamba

El capitán fue filmado cuando roció gas pimienta a dos niños y una madre, mientras realizaba una notificación.

Cochabamba, Bolivia

El viceministro de Régimen Interior, José Luis Quiroga, afirmó este jueves que mediante una resolución ministerial se dispuso la baja definitiva del capitán de Policía Fernando Raúl Merlo Argani, quien roció gas pimienta a unos niños en la ciudad de Cochabamba.

"El Ministerio de Gobierno ha emitido una resolución que en su parte resolutiva dispone la baja definitiva del servidor público policial con el grado de capitán, el señor Fernando Raúl Merlo Argani, que desempeñaba funciones en el servicio interno de la estación policial Epi Cochabamba, de orden y seguridad, por el uso excesivo de la fuerza y las constantes faltas disciplinarias", dijo en conferencia de prensa en La Paz.

Las imágenes del capitán dependiente de la Estación Policial Integral (EPI) de la zona sur de la ciudad de Cochabamba han sido viralizadas en redes sociales, donde se ve al uniformado rociando gas pimienta a dos niños y una madre, cuando realizaba una notificación.

Quiroga explicó que, revisados los antecedentes de Merlo, se estableció que en 2012 fue acusado por violación a una niña de 12 años en la ciudad de Cochabamba y en 2015 el Tribunal Tercero de Sentencia de esa región lo sentenció a 10 años de prisión por el delito de abuso deshonesto, condena que -dijo- fue apaleada por Merlo.

 

La autoridad señaló que en esa oportunidad ese efectivo ya debería haber sido dado de baja, pero se esperó el resultado de su apelación (que fue en dos instancias) como establecen las normas de la Policía que salió a su favor y por eso retornó al servicio activo.

"En 2018 el Tribunal Supremo de Sucre dio por válido el recurso de casación interpuesto por Merlo Argani, por lo cual lo libera de culpa por el delito de abuso deshonesto y remite para que se emita una resolución que es aprovechado por este mal efectivo policial y retorne a las filas de la Policía", detalló.

La autoridad advirtió que el Gobierno se encuentra en pleno proceso de reestructuración de la institución verde olivo y no se permitirá que "malos" elementos sigan en servicio, pues pone en duda la integridad de la Policía boliviana en su conjunto.

 

El viceministro de Régimen Interior, José Luis Quiroga, afirmó este jueves que mediante una resolución ministerial se dispuso la baja definitiva del capitán de Policía Fernando Raúl Merlo Argani, quien roció gas pimienta a unos niños en la ciudad de Cochabamba.

"El Ministerio de Gobierno ha emitido una resolución que en su parte resolutiva dispone la baja definitiva del servidor público policial con el grado de capitán, el señor Fernando Raúl Merlo Argani, que desempeñaba funciones en el servicio interno de la estación policial Epi Cochabamba, de orden y seguridad, por el uso excesivo de la fuerza y las constantes faltas disciplinarias", dijo en conferencia de prensa en La Paz.

Las imágenes del capitán dependiente de la Estación Policial Integral (EPI) de la zona sur de la ciudad de Cochabamba han sido viralizadas en redes sociales, donde se ve al uniformado rociando gas pimienta a dos niños y una madre, cuando realizaba una notificación.

Quiroga explicó que, revisados los antecedentes de Merlo, se estableció que en 2012 fue acusado por violación a una niña de 12 años en la ciudad de Cochabamba y en 2015 el Tribunal Tercero de Sentencia de esa región lo sentenció a 10 años de prisión por el delito de abuso deshonesto, condena que -dijo- fue apaleada por Merlo.

 

La autoridad señaló que en esa oportunidad ese efectivo ya debería haber sido dado de baja, pero se esperó el resultado de su apelación (que fue en dos instancias) como establecen las normas de la Policía que salió a su favor y por eso retornó al servicio activo.

"En 2018 el Tribunal Supremo de Sucre dio por válido el recurso de casación interpuesto por Merlo Argani, por lo cual lo libera de culpa por el delito de abuso deshonesto y remite para que se emita una resolución que es aprovechado por este mal efectivo policial y retorne a las filas de la Policía", detalló.

La autoridad advirtió que el Gobierno se encuentra en pleno proceso de reestructuración de la institución verde olivo y no se permitirá que "malos" elementos sigan en servicio, pues pone en duda la integridad de la Policía boliviana en su conjunto.