COCHABAMBA

Red Uno de Bolivia.- De acuerdo a la historia, mujeres del valle cochabambino se enfrentaron al ejército realista comandado por el General José Manuel de Goyeneche, quien tenía el objetivo de anular los diferentes brotes insurgentes de la Provincia de Cochabamba, este manifiesto tuvo lugar en la Colina de San Sebastián de esta ciudad un 27 de mayo de 1812.

Atrincheradas en la colina de San Sebastián (la Coronilla) con la consigna: “Nuestro hogar es sagrado” y con la imagen de la virgen de la Merced, pretendieron bloquear el ingreso de las tropas españolas, donde valientemente manifestaron: “Si no hay hombres nosotras defenderemos”.

También te puede interesar: “Casona Santivañez” obra arquitectónica de la época colonial

El pequeño ejército estuvo armado de machetes, mazos, algunos fusiles y tres cañones, y fue comandado por la anciana ciega, Manuela Gandarillas, que mostró su patriotismo junto a las vendedoras del mercado popularmente conocidas como las “chifleras”.

Goyeneche arrasó con la pequeña resistencia, con una matanza despiadada donde valientes mujeres ofrecieron sus vidas por defender la Patria, en homenaje a ese acto de valor se recuerda esta fecha como el Día de la Madre Boliviana, tras la promulgación de la Ley del 8 de noviembre de 1927.

Compártelo en redes sociales